A pesar de que la tecnología sigue creciendo a pasos agigantados, la publicidad tradicional aún tiene presencia importante en la sociedad mexicana.

Por ello te damos cinco consejos para que tu publicidad impresa tenga el éxito que necesitas.

1. Define un objetivo: ¡No! No nos referimos a cuál es el objetivo final de tu material (que es conseguir más clientes), nos referimos al momento en que tu impreso llega a las manos del cliente, puede ser después de conocer a tu cliente potencial, o puede ser el folleto dejado en puntos estratégicos.

2. ¿A quién va dirigido?: Lo peor que puedes hacer es imprimir folletos pensando sólo en ti y en tu negocio. Lo correcto es ponerte en el lugar del cliente, pensar si es correcto escribir en segunda persona (hablarle de “tú”) o poner colores llamativos.

3. Campaña complementaria: antes de hacer la impresión debes pensar si tu material es parte de una campaña mayor, si es así debes unificar el estilo y el contenido.

4. Cuenta una historia: una vez que definiste todos tus objetivos y tu estilo de diseño debes pensar en cómo escribir para que tu anuncio no sea directamente un anuncio. Ponte de nuevo en el lugar del cliente, ¿qué información necesita él o ella para prestar atención? Una buena opción pueden ser tus casos de éxito.

5. El diseño sí cuenta: en este punto ya debiste pensar en un estilo de diseño. ¡No dejes que las imágenes lo arruinen! Las fotos, gráficas e imágenes necesitan aportar a tu historia, no que protagonicen todo el material (a menos que así lo quieras).

Una vez realizado estos cinco pasos no olvides que tu material debe ser de alta calidad. Un trabajo bien hecho mal impreso puede arruinar todo tu trabajo anterior.

Revisa que tus imágenes sean de la más alta calidad y no olvides que lo barato sale caro, entonces, invierte en una buena agencia de publicidad impresa y ¡Prepárate para lograr tus objetivos!


Fuente